Bernabé, el "Señor aliento"